La necesidad de tener hierro en el cuerpo

El hierro, uno de los minerales y nutrientes fundamentales que nuestro
cuerpo necesita para funcionar. Sus funciones y dietas recomendadas
para recuperarse -o no sufrir- de un déficit de este mineral en el cuerpo.
Muy pocos conocen la importancia del hierro en el cuerpo, que actúa como cofactor de
numerosos procesos biológicos indispensables de nuestro organismo, como transporte de
oxígeno, metabolismo de neurotransmisores y síntesis de ácido desoxirribonucleico. Pero,
¿sabemos realmente lo que hace el hierro en nuestro cuerpo?
En respuesta a qué o para qué nos sirve el hierro en nuestro sistema, la doctora en
Genética Molecular y Microbiología de la Universidad Católica de Chile Janyra Espinoza,
indica que sus beneficios son múltiples y necesarios.
“El hierro es fundamental en múltiples funciones del organismo. Una de sus funciones más
importantes es la formación de hemoglobina para la generación de glóbulos rojos”, dice.
Agregando que “el hierro también ayuda en la formación de mioglobina, una proteína
necesaria para la generación del músculo. Por lo tanto, el hierro es esencial para el
crecimiento”.
Por eso, dice la experta, no es extraño ver que a personas con déficit de este mineral les
cueste más trabajo hacer cosas y sientan una fatiga excesiva en todo momento. “El hierro
es elemental para la generación de energía, por lo que una deficiencia puede causar fatiga
y cansancio”, agrega.
Además de fatiga, otros síntomas que se manifiestan por falta de este mineral son: falta
de ánimo, palidez, caída del cabello, falta de tono muscular, movimientos involuntarios en
piernas, falta de aliento e, incluso, dificultad para respirar.
Al ser un elemento tan fundamental para nuestro organismo, y su déficit tan perjudicial
para nuestra salud y bienestar, es que existen suplementos y dietas que pretenden
incrementar el aporte de este mineral a nuestro cuerpo.
Asimismo, y sobre si las dietas ricas en hierro -con aportes de carnes de res, pollo y cerdo-
pueden suplementarse con suplementos que contengan hierro como componente
principal, la titulada de Ciencias Biológicas y Bioquímica explica que sí.
“Sí, ya que el hierro proveniente de la dieta varía entre 15 a 20 mg diarios y solo se
absorbe una pequeña parte (de 2 a 3 mg). Además, la mayoría del hierro ingerido tiene
baja biodisponibilidad, o sea, es hierro no hémico. Suplementos (que contengan hierro)
como Globifer, aportan 18 mg de una formulación de hierro hémico y con una absorción
que alcanza casi el 45%, logrando así el hierro necesario para un día normal”, sostiene.

Sobre la diferencia entre hierro no hémico y hierro hémico, vemos que se relaciona a su
origen y capacidad de absorción con nuestro organismo.
“El hierro hémico está asociado a productos de origen animal, ya que proviene de la
hemoglobina y mioglobina. Por su parte, el hierro no hémico viene de productos de origen
vegetal y su principal diferencia es que no se absorbe tan eficientemente como el hierro
hémico”, dice Espinoza.
Por lo anterior es que dietas que no contengan el suficiente hierro nos pueden hacer
padecer de este déficit de hierro, ya que todos tenemos diferentes hábitos alimenticios.
Asimismo, sobre si el hierro afecta más a hombres o mujeres, y a qué edad se presenta en
un mayor índice, Janyra Espinoza explica que las mujeres son las que más padecen de
déficit de hierro, sobre todo a partir de la adolescencia.
“Los síntomas de la falta de hierro en el cuerpo aparecen en etapas de crecimiento, como
la adolescencia y en la primera infancia”, dice.
“Esta afección se presenta más en mujeres en edad reproductiva o embarazadas. Es
mucho más común en este género”, agrega.
Adicionalmente, la doctora explica que el hierro también se puede encontrar en otros
alimentos, como en vegetales verdes, legumbres, cereales, huevos y lácteos, por lo que
siempre se recomienda consumir una dieta balanceada.
Se concluye, entonces, que una dieta rica en alimentos que contienen hierro de origen
vegetal y carnes, como pollo, cerdo o vacuno, pueden ayudarnos a prevenir un déficit de
hierro en el cuerpo, así como suplementos que puedan cooperar con el aporte diario de la
dieta de este mineral en nuestro organismo.
Globifer, suplemento de hierro hémico, puede encontrarse en Farmacias Jumbo,
Ahumada, Salcobrand y Cruz Verde sin la necesidad de una receta médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *