Hierro y estados de ánimo. ¿Cómo nos afecta el déficit de Hierro?

hierro y estados de animo header

La cuarentena decretada a causa del COVID-19 nos afecta de distintas maneras, pero puede que no sea la única responsable; la falta de Hierro altera nuestros estados de ánimo y es necesario estar alerta a sus síntomas.

El Hierro es esencial para nuestro organismo, ya que ayuda a que la hemoglobina de nuestros glóbulos rojos aporte oxígeno suficiente a las células de todo el cuerpo. En palabras simples, si nos falta Hierro, el cuerpo no aprovecha 100% el oxígeno que recibe.

Lamentablemente para nosotros, el Hierro no es producido por nuestro organismo, lo que nos obliga a buscarlo en alimentos o suplementos.

De acuerdo a la OMS, la falta o deficiencia de Hierro es el desorden nutricional número uno en el mundo.

La falta de oxígeno en nuestras células, provocada por déficit de Hierro, nos afecta de muchas maneras y, una de ellas, es la alteración de nuestros estados de ánimo.

Puede que el encierro no sea el único culpable de nuestros estados de ánimo. Pon atención a estos síntomas que podrían indicar que nos falta Hierro:

Haz click para ampliar la infografía.

hierro y estados de animo infografia

Cansancio: el estado de ánimo más común cuando falta Hierro.

Debido a que los músculos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno, perdemos fuerza y nos cansamos más y más rápido. Si sientes que te cansas más realizando actividades que antes no te cansaban tanto, activa tu alerta.

No todo es físico.

El cansancio producto de la falta de oxígeno no es solo físico, también se manifiesta como fatiga mental, desánimo y falta de concentración. Si notas que cuesta avanzar en tus tareas y que no las terminas tan rápido como antes y, además, no sientes interés por realizarlas, puede ser por falta de Hierro.

Irritabilidad: otro estado de ánimo común cuando nos falta Hierro.

Puede ser que el encierro nos ponga un poco irritables frente a algunas situaciones, pero si ves que se transforma en algo reiterativo y te empiezas a molestar por cosas que antes no, podría deberse a déficit de Hierro.

La falta de oxígeno afecta la transmisión de sustancias químicas entre nuestras neuronas. Esto afecta al neurotransmisor llamado dopamina, lo que nos genera estados de ansiedad e irritabilidad.

Tristeza.

No solo la irritabilidad debe prender las alarmas; la tristeza también es un síntoma común. El desequilibrio generado por la falta de Hierro, afecta a nuestras emociones y solemos sentirnos más tristes, sentirnos mal con nosotros mismos y con quienes nos rodean. Además, puede manifestarse como inseguridad y dificultad para tomar de decisiones.

Problemas de comunicación.

Más allá del ámbito laboral, el cansancio, la falta de ánimo, la irritabilidad y la tristeza repercuten en nuestra vida familiar, generando problemas de comunicación que antes no teníamos.

Pedir ayuda con las tareas cotidianas, como hacer aseo o cocinar, las conversaciones familiares o estudiar con compañeros (aunque sea por video llamadas), pueden transformarse en situaciones que preferimos evitar porque no queremos hablar con nadie.

Además de los estados de ánimo: otros síntomas que pueden deberse al déficit de Hierro.

Los cambios en los estados de ánimo no son los únicos que pueden indicar falta de Hierro. Hay más síntomas a los que debemos prestar atención para prevenir que el nivel de Hierro siga disminuyendo:

  • Palidez.
  • Cabellos y uñas más débiles.
  • Dolores de cabeza recurrentes.
  • Taquicardias.
  • Infecciones.

¿Qué hacer si presentamos estos síntomas?

Primero, debes acudir a tu médico para determinar la causa de estos síntomas, que pueden deberse a falta de Hierro u otros motivos.

Una vez determinada la causa, el médico te indicará el tratamiento adecuado para aumentar los niveles de Hierro, en caso de ser necesario.

La alimentación es importante, pero no es lo único.

Para elevar los niveles de Hierro, tendemos a consumir vegetales que aporten este vital elemento a nuestro organismo. Pero debido a la baja absorción del Hierro de origen vegetal, necesitamos consumir altas cantidades, lo que provoca, muchas veces, efectos secundarios incómodos.

Por el contrario, el Hierro hémico de origen animal, presente en carnes, pescados, legumbres y otros alimentos, es mejor absorbido por nuestro organismo y aporta mayor cantidad de Hierro.

Muchas veces, previa prescripción médica, se hace necesario consumir suplementos que aporten Hierro a nuestro cuerpo, pero no todos aportan en igual medida.

¿CONOCES GLOBIFER?

GLOBIFER es un suplemento alimentario de Hierro hémico de rápida absorción, formulado para suplementar la dieta con fines saludables y contribuye a proteger estados fisiológicos característicos tales como adolescencia, adultez o vejez.

Un producto de FQP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

{"wp_error":"cURL error 28: Operation timed out after 5000 milliseconds with 0 bytes received"}