Déficit de Hierro en el embarazo: ¿cuánto se requiere y qué consecuencias podría generar?

deficit de hierro en el embarazo header

Los cambios que produce el embarazo demandan una mayor ingesta de Hierro para prevenir las consecuencias que genera el déficit de este nutriente.

Haz click aquí para ampliar la infografía.

deficit de hierro en el embarazo infografia

A escala mundial, la carencia de Hierro es la deficiencia nutricional que más prevalece.

Los grupos más afectados son los niños, las mujeres en edad fértil y las embarazadas.

Según datos de la OMS, hasta el 23% de las embarazadas presentan déficit de Hierro en distintos grados, desarrollándose anemia en algunos casos.

¿Cuánto Hierro se requiere en el embarazo?

El Hierro cumple funciones importantes en la salud de la embarazada y del bebé en gestación.

Entre ellas, se encuentra nutrir el crecimiento del feto y de la placenta, y el desarrollo de los distintos sistemas.

Conoce más sobre la importancia del Hierro en el embarazo.

De acuerdo a datos publicados en la Revista de Nutrición, se estima que el requerimiento total de Hierro para enfrentar un embarazo es de 1040 mg.

De esta cantidad total, 350 mg son destinados al feto y placenta. Por otro lado, 250 mg se pierden por sangramiento durante el parto.

Mientras tanto, en el caso de cesárea, se estima que la cantidad de sangre perdida aumenta al doble.

Además, 450 mg de Hierro son utilizados para cubrir la mayor demanda de glóbulos rojos por el aumento en la cantidad de sangre.

Requerimientos de absorción de Hierro.

2

Ciertamente se requiere de Hierro durante todo el embarazo, pero las cantidades varían en cada etapa de este.

La ingesta diaria recomendada, según la Dietary Guidelines for Americans, es de 27 mg diarios.

Pero, por otro lado, la cantidad de Hierro que requiere ser absorbida -diariamente- varía de trimestre en trimestre.

Biodisponibilidad se define como la fracción de nutriente en una dieta o en un alimento, que puede ser absorbida y utilizada por el organismo.

En la misma línea, durante el primer trimestre se requiere absorber 0,8 mg de Hierro al día.

Asimismo, durante el segundo y tercer trimestre, esta cantidad aumenta considerablemente.

En el cuarto, quinto y sexto mes, se requiere absorber 4,4 mg de Hierro. Por último, durante el tercer trimestre esta cantidad aumenta a 6,3 mg.

Para aclarar, las cantidades recién mencionadas están planteadas según mujeres que comienzan su embarazo con depósitos de Hierro ausentes o mínimos.

¿Sabes cuál es la biodisponibilidad de Hierro de cada alimento? Infórmate aquí.

Se estima que, previo al embarazo, se requieren entre 300 y 500 mg en los depósitos de Hierro para cubrir las necesidades de esta condición.

En un estudio realizado en la zona sur de Santiago, se encontró que el 77% de las adolescentes embarazadas tenía menos de 300 mg de Hierro en sus depósitos durante el primer trimestre de gestación. A su vez, el 95% tenía menos de 500 mg.

Además, otro estudio realizado en Santiago mostró que el 27% de mujeres adultas tenía sus depósitos de Hierro depletados -desocupados- en el primer trimestre de gestación.

En consecuencia, se estima que un 20% de las embarazadas chilenas desarrollan anemia ferropriva (ferropénica) durante el segundo y tercer trimestre de gestación.

Consecuencias del déficit de Hierro durante el embarazo.

El Hierro es fundamental para, entre otras funciones, formar hemoglobina y transportar oxígeno a las células de nuestro cuerpo.

Por ejemplo, estudios señalados en la Revista de Nutrición, muestran la relación entre el nivel de hemoglobina y el desarrollo del embarazo.

Entre las consecuencia que generaría un bajo nivel de hemoglobina se encuentra el parto prematuro, bajo peso del bebé al nacer, e incluso, muerte fetal.

En la misma línea, un estudio realizado entre 829 embarazadas, señala la relación entre la severidad de la anemia en el primer trimestre de embarazo y el riesgo de parto prematuro:

  • 1,6 veces aumentó el riesgo con hemoglobina entre 10 y 10,9 g/dl
  • 2,6 veces aumentó el riesgo con hemoglobina entre 9 y 9,9 g/dl
  • 3,7 veces aumentó el riesgo con hemoglobina entre 6 y 8,9 g/dl

De manera similar, se señala que el riesgo de bajo peso al nacer aumenta 3,1 veces si se presenta anemia ferropriva tempranamente en el embarazo.

¿Cómo prevenir el déficit de Hierro en el embarazo?

1

Dadas las consecuencias del déficit de Hierro durante el embarazo, la prevención cobra vital importancia.

Por lo tanto, y con ayuda de tu médico, puedes preparar previamente tu embarazo para contar con los niveles de Hierro adecuados en tus depósitos.

También, si no hay presencia de enfermedades, una alimentación saludable y variada te ayudará a mantener los niveles basales de Hierro y otros nutrientes.

Finalmente, dentro de los cuidados más importantes durante el embarazo, se considera asistir a todos los controles médicos prenatales, incluso en embarazos saludables.

Los controles médicos regulares ayudarán a mantener las condiciones de salud óptimas, tanto para la madre como para el bebé.

Conoce GLOBIFER:

Es un suplemento alimentario de Hierro hémico natural, formulado para suplementar la dieta con fines saludables y contribuye a proteger estados fisiológicos característicos tales como adolescencia, adultez o vejez.

Encuentra más información aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *